A. Torres


Presentamos la primera exposición de Augusto Torres en nuestra galería.

Aunque no hemos podido presentar su obra en vida, Augusto es un artista muy cercano a nosotros: no sólo hemos expuesto habitualmente la obra de su padre, Joaquín Torres-García, también hemos tenido la oportunidad de conocerle en sus visitas a nuestro espacio cuando vivía en Barcelona.

Nacido en Terrassa en 1913, su infancia y juventud se caracterizaron por los cambios de residencia de su padre: vivirá en Terrassa, Nueva York, Fiésole, París, Madrid… Estos viajes le permitirán conocer de primera mano las vanguardias artísticas del siglo XX y contribuirán a despertar su vocación artística, que se manifestará cuando la familia se instala en Montevideo y su padre funda el Taller Torres-García, al que Augusto acudirá impregnándose de las enseñanzas constructivistas.

En 1949, Augusto se hace cargo del taller. Durante años, combinará su labor docente con viajes a Europa y América para conocer las corrientes artísticas del momento, exponiendo en Porto Alegre, Buenos Aires, Nueva York, París, Madrid…

Decide instalarse en Barcelona en 1973, ciudad en la que residirá varios años hasta volver definitivamente a Montevideo en la década de los 80. Allí fallece en 1992.

Aunque la obra de Augusto Torres se enmarca plenamente en el constructivismo, el filósofo y crítico de arte Guido Castillo, habla de las muchas influencias que sintetiza su trabajo, desde un “surrealismo secreto” a su devoción por Velázquez. Su obra se caracteriza por un “menos es más” que le permite pintar, por ejemplo, una serie de variaciones sobre una naturaleza muerta, siempre distintas y sin embargo acusando siempre una mano que sabe fundir lo geométrico y lo real.

Nuestra exposición recorre su pintura de las décadas de los 70, 80 y 90 dando especial importancia sus paisajes urbanos y bodegones así como a sus composiciones constructivas, pinturas muy personales con una fuerte carga metafísica.


VER FICHA DEL ARTISTA

OBRAS

DOCUMENTACIÓN