Barcelona, ciudad de artistas

Volver al listado de noticias
art a Barcelona

Barcelona, ciudad de artistas

Desde las estrechas calles de Gracia hasta la gran Avenida de Maria Cristina, Barcelona es una ciudad que respira arte.

Tal como apunta El Periódico en su artículo, Barcelona disfruta de una posición privilegiada en los rankings europeos en materia cultural. Novena es la posición otorgada por la Comisión Europea basándose en criterios de creatividad, investigación y conocimiento. Y no es para menos, puesto que la ciudad condal es la única del mundo con nueve monumentos Patrimonio de la Humanidad según la Unesco.

Teniendo esta oportunidad entre manos, no es de extrañar que todo amante del arte quiera aprovechar su tiempo libre para descubrir qué secretos esconde esta galardonada ciudad. Es por eso que te invitamos con este artículo a que conozcas algunos de los espacios más idóneos para hacerlo.

La fundación Antoni Tàpies se encuentra en la calle de Aragón 255 y fue fundada por el propio artista en 1984 con el propósito de promover el conocimiento sobre el arte moderno y contemporáneo, así como para difundir la vida y la obra de este artista catalán.

A lo largo de los años, su programación ha incluido la obra de artistas como Harun Farocki, Maria Lassnig, Allan Krapow o Kerry James Marshall, en muchos casos presentando su obra por primera vez a Barcelona y ofreciendo un eclecticismo en las exposiciones, alcanzando desde la pintura figurativa actual a video instalaciones y performance.

La Casa Garriga Nogués es la sede de la Fundación Mapfre en Barcelona desde el año 2015 y presenta algunas de las exposiciones más interesantes que se pueden ver en un espacio privado de la ciudad, hasta ahora centradas en la fotografía y los inicios de la modernidad pictórica. El edificio había sido anteriormente la sede de la Fundación Godia, así pues su vinculación al arte no es nueva. Obra del arquitecto Enric Sagnier, fue construida entre 1902 y 1904 por encargo del banquero Rupert Garriga-Nogés.

Situada en la Calle Diputación, 250; la Casa Garriga Nogués ha colaborado con algunas de las principales instituciones culturales de Cataluña, tal como destaca en su portal web. Pero lo que más impacta a sus visitantes es su espacio, expositivo: 2.700 metros cuadrados rodeados de diferentes estilos arquitectónicos como el rococó, el neoclasicismo o el modernismo.

Consell de Cent, es uno de las calles con más historia de Barcelona y atraviesa nada más y nada menos que tres de los distritos de la ciudad. Durante décadas ha sido la calle de las galerías, el lugar donde ver el arte de jóvenes emergentes o de artistas consolidados de las vanguardias. Actualmente, las galerías de toda la vida conviven con las nuevas ofreciendo una visión transversal del mundo del arte.

Si decides pasear por sus aceras y pararte al número 349, te toparás con una de las galerías que más interés muestra por el arte moderno y contemporáneo. Fundada en 1979, la Sala Dalmau ha presentado exposiciones de numerosos artistas tanto españoles como internacionales, haciendo un recorrido que muestra varias corrientes históricas como las Vanguardias o el Constructivismo. La galería ha recibido dos Premios ACCA (Asociación Catalana Crítica de Arte) y en 2017 Mariana Draper, la directora de la galería, fue galardonada con el premio GAC de Honor en reconocimiento a su trayectoria.

La Sala Dalmau siempre ha dado un peso importante a sus exposiciones en el ámbito didáctico e histórico, acompañando sus montajes con documentación: fotografías de época, críticas, catálogos etc. Todo con el fin de hacer conocer y entender mejor a los artistas en cuestión y al contexto histórico al cual pertenecen.

Prácticamente al lado se encuentra la Casa Batlló, uno de los edificios de Antonio Gaudí más conocidos y junto con la Casa Ametller de Josep Puig i Cadafalch y la Casa Lleó Morera  de Lluís Domènech i Montaner, conforman el que fue conocido a su época como “la manzana de la discordia”, definiendo la rivalidad de los tres arquitectos y de las fachadas de sus respectivas obras.

Estas tres construcciones, situadas una junto a la otra, en Paseo de Gracia entre las calles Consell de Cent y Aragó son una verdadera lección de arquitectura modernista y posiblemente el conjunto arquitectónico  más espectacular de la ciudad. Actualmente la casa Ametller y la Casa Batlló ofrecen todo tipo de visitas guiadas que las convierten en uno de los grandes atractivos de la ciudad.

La emblemática Pedrera es una visita indispensable si se quiere conocer el arte y la cultura barcelonesa. Está situada en pleno centro, Paseo de Gracia 92 y cuenta con visitas personalizadas para grupos así como con visitas para el público en general; tanto de día como por la noche.

En este icónico edificio podemos descubrir sus patios y dejarnos embobar por su pintoresca y extravagante fachada. Además de la visita en el propio edificio, La Pedrera presenta una de las salas de exposiciones más interesantes de la ciudad y que a menudo pasa desapercibida por la potencia de la propia construcción.

Y por último, que mejor que finalizar nuestra fiesta cultural que disfrutando de un vino blanco con una de las mejores vistas de Barcelona. El hotel Mandarin Oriental pone a nuestra disposición una terraza situada a pleno Paseo de Gracia. Si estás interesado y quieres saber más, entra a su menú para descubrir todo el que te puede ofrecer uno de los hoteles con mejor valoración de toda la ciudad.

No te lo pienses más y date este capricho cultural, no será tiempo perdido, sino tiempo invertido. Tal como dijo el poeta inglés Matthew Arnold: “La cultura es el conocimiento de lo mejor que se ha dicho y pensado en el mundo”.

PREV

Garcia-Llort en Tendencias